Buscar
  • Enersing

¿Qué sucede cuando pisamos los paneles solares fotovoltaicos?

Actualizado: oct 10


Fijación de paneles solares


Es común ver fotos y videos de instaladores caminando o pisando los módulos. ¿Es recomendable?


No podemos pisar los módulos fotovoltaicos. La respuesta a esta pregunta es un “NO” rotundo. La respuesta parece obvia para algunos, pero es una sorpresa para muchos otros. ¿Quién no ha visto nunca fotos de instaladores apoyándose o incluso pisando módulos fotovoltaicos?


Desafortunadamente, nos encontramos con muchas instalaciones fotovoltaicas hechas por personal no calificado, no preparados y no capacitado para el correcto manejo de los módulos fotovoltaicos.


¿No crees que un simple paso podría dañar el módulo? Las termografías de módulos fotovoltaicos en funcionamiento demuestra los daños que pueden llegar a sufrir.

La termografía es una fotografía tomada con una cámara de infrarrojos, capaz de identificar la temperatura en toda la superficie del módulo fotovoltaico. Los puntos y regiones calientes, con temperaturas muy por encima de lo normal, son un indicio de que hay algún problema en la parte afectada del módulo.


El procedimiento de termografía se realiza normalmente durante la puesta en marcha del sistema fotovoltaico. La puesta en marcha es un conjunto de pruebas e inspecciones realizadas justo después de la instalación de la planta solar, con el fin de detectar defectos en las instalaciones y el equipo fotovoltaico. Además de las herramientas adecuadas, la experiencia y la atención de un profesional son muy importantes para la detección de defectos.


La termografía de los módulos puede revelar la existencia de “hotspots” (puntos calientes) causados por células fotovoltaicas defectuosas. Los defectos en las células pueden ser causados por problemas de fabricación, pero esto es poco probable cuando los módulos se compran a proveedores fiables y son de calidad, ya que todos los módulos se inspeccionan al final de la línea de producción antes de ser enviados a los clientes. En la mayoría de los casos, cuando se detectan defectos y puntos calientes, los problemas se deben a los impactos sufridos en el transporte o principalmente en la instalación.


No es raro ver a los instaladores pisar los módulos o amontonarlos sin cuidado. ¡Un módulo fotovoltaico necesita mucho cuidado! Cualquier impacto, incluso un ligero pisoteo, puede causar micro grietas en las células fotovoltaicas. Las microfisuras son invisibles y su efecto sólo puede ser detectado con herramientas especializadas.


Un módulo defectuoso puede comprometer el rendimiento del sistema o puede causar un incendio en casos extremos. El defecto no se notará si no se realiza un análisis térmico del sistema.


Y si el módulo ya viene con un defecto, ¿cómo lo podemos saber? En primer lugar, siempre es bueno usar módulos de fabricantes y proveedores fiables. Los grandes fabricantes tienen sus productos certificados por normas internacionales. Una de las pruebas que requieren las normas es la “electroluminiscencia”. Esta prueba sólo puede hacerse en la fábrica, porque utiliza un equipo especial que permite hacer una especie de “rayos X” del módulo.


Las microfisuras en los paneles no son visibles para el ojo humano y sólo pueden ser capturadas por una cámara especial.



FUENTE: ECOINVENTOS



18 vistas

Enersing © 2020.

Todos los derechos reservados.

  • Facebook - Enersing - Paneles solares
  • Instagram - Enersing - Paneles solares
  • Twitter - Enersing - Paneles solares
  • LinkedIn - Enersing - Paneles solares
  • YouTube - Enersing - Paneles solares
  • Pinterest - Enersing